Receta para cocinar un cordón umbilical

Sígase
con
los
dedos
la espiral interminable del cordón.
Con mano firme
con un grito
córtese por lo sano.

En el vientre
-relámpago encogido- quedará
un nudo
que dejaremos aparte.

En una sartén freímos a fuego lento
cuatro dientes como balas
cortamos una cebolla
asaltamos cada capa hasta entenderla
la clavamos contra la luz.

Añádase a la mezcla las lágrimas perdidas
y un ojo cortado en pedazos.

A esta mezcla se le da vueltas, muchas vueltas
hasta conocerla de memoria

y se deja macerar.

Arránquese la lengua
exprímanse sus palabras
y añádase a este zumo
harina, levadura y la yema de tres dedos.

En un cazo caliéntense dos besos
y añádase el nudo que dejamos aparte
entíbiese hasta que se deshaga
añádase azúcar
corríjase la culpa
y déjese reposar
durante una noche en vela.

amásese con fuerza
hasta que fluya entre las manos.
la masa debe quedar tan fina
como la diferencia entre el bien
y el mal.

Con la masa se hace una caverna:
no se recomienda usar molde alguno.
se rellena con la mezcla macerada
se dobla, se retuerce,
se abandona, se deja lejos
se incendia si es preciso

se hace crecer una ciudad
afilada
alrededor
hasta que la masa crezca
hasta que el aroma se desate

y ya está hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s