Molde

                                                                                                                                            
Con la calma y la constancia de las olas
respira despacio y desnudo tu pecho.

Tus pezones, de puntillas bajo el sol,
en el molde de tu ombligo los hicieron.

Tu silueta se confunde con la arena
y las algas derramadas con tu pelo.

Y en tu piel corren las sombras de gaviotas
tan hermosas que las ha copiado el cielo.

Late el sol acompasado con tu sangre
ya las olas a tu tiempo se rindieron.

Eres molde, eres medida de las cosas
en la breve eternidad de este momento.

Anuncios